La OraciónLectio DivinaOficio Divino

Oficio Divino

“Perseveraban asiduamente en la oración”. (Hch 2,42)

“En diversas regiones se estableció la costumbre de destinar a algunos tiempos especiales a la oración común”. (OGLH, 1)

“El oficio divino es en verdad la voz de la misma Esposa que habla al Esposos, más aún, es la oración de Cristo, con su cuerpo al Padre”. (SC, 84)

“La liturgia de las horas es santificación de la jornada”. (Pablo VI, Laudis Canticum)

“Te ofreceré un sacrificio de alabanza invocando tu nombre, Señor”. (Sal 115,8)

“Laudes como oración matutina y Vísperas como oración vespertina, según la venerable tradición de la Iglesia, son el doble quicio sobre el que gira todo el oficio cotidiano” (SC, 89ª)

“El Concilio exhorta con vehemencia a todos los cristianos a que aprendan el sublime conocimiento de Cristo con la lectura frecuente de las diversas lecturas”. (DV, 25)

“Consideremos de qué modo conviene estar en la Presencia de Dios y de sus ángeles, y recitemos los salmos de tal modo que nuestra mente concuerde con nuestra voz” (RB,19)

“Cuando los fieles son convocados y se reúnen para la liturgia de las horas uniendo sus corazones y sus voces, visibilizan a la Iglesia que celebra el misterio de Cristo”. (OGLH, 22)

Nuestra comunidad celebra diariamente la Eucaristía y los oficios de Vigilias, Laudes, Sexta, Vísperas y Completas; abriéndonos en el futuro a completar las otras Horas Menores, según las circunstancias y el número de la comunidad.

Siglas:

HCH: Libro de Hechos de los Apóstoles.
OGHL: Ordenación general a la liturgia de la horas.
SC: Documento Sacrosanctum Concilium (del Concilio Vaticano II)
SAL: Libro de los Salmos.
DV: Documento Dei Verbum (del Concilio Vaticano II)
RB: Regla de San Benito.